Autor Tema: He probado un Niro PHEV dos días y estás son mis impresiones.  (Leído 1752 veces)

ferrr

  • Nuevo
  • *
  • Mensajes: 14
  • Puntos positivos: 1
    • Ver Perfil
Muy buenas,

vaya por delante y para contextualizar un poco el mensaje que por ahora no tengo ningun coche eléctrico. Tengo un Hyundai Santa Fe, diesel, 200cv. La antítesis del Niro PHEV, vaya. Durante dos días he tenido ocasión de probar un Kia Niro híbrido enchufable gracias al nuevo servicio de carsharing "zero emission" de la marca (entrecomillado, si, porque de cero emisiones tiene poco, pero eso es otro tema).

La verdad es que la parte mecánica es lo mejor que tiene el coche. Hablare a continuación de su funcionamiento como vehículo híbrido  y después hablare de su funcionamiento como vehículo puramente eléctrico. Parece mentira que otras marcas lleven años haciendo hibridos, años obcecados en un cambio de variador continuo, años obcecados en ponerles baterías de muy poca capacidad y sin opción de enchufe o años sacando versiones híbridas de coches de combustión pero dejándoles sin apenas maletero. Chapo Kia. Me parece digno de alabar que a la primera hayan hecho diana. El coche es súper suave, increíblemente suave. La mayor parte de las veces ni eres consciente de que este empujando el motor de combustión o el eléctrico pero no solo eso, los cambios de empuje entre uno y otro son prácticamente imperceptibles para el conductor, menos aún para los acompañantes. En cuanto dejas de acelerar, en cuanto es cuesta abajo, en cuanto las circunstancias son idóneas el motor de gasolina se apaga y deja paso al electrico. Por sacar algún pero, este tiene pocos caballos así que hay que acariciar constantemente el acelerador para que el motor de gasolina siga dormido. Pero vamos, perfectamente puedes poner el Niro a 80km/h usando exclusivamente el motor eléctrico (siempre hablando de su uso en modo híbrido).

El consumo que me ha hecho yendo muy suave (pero sin llegar a molestar a otros conductores) y yendo 90% ciudad y 10% autovia ha sido de 3,5 litros. No cabe duda que cuando se coge una carretera ya no se mueve como pez en el agua y los consumos y ruidos suben aunque a límites completamente admisibles. De la batería principal creo que cuando la llevas al 12% no te deja poner el coche en modo eléctrico y guarda ese 12% para su uso en modo híbrido con frecuentes cargas y descargas de la misma.

A la parte híbrida le doy un 9 sobre 10, pues hay algo que podría mejorar... la frenada regenerativa. Al no tener ninguna opción que te deje elegir cuanto quieres que se cargue la batería en las frenadas y deceleraciones la verdad es que carga muy muy poquito hasta el punto de que el coche prácticamente va a rueda libre cuando no tocamos el acelerador. Me hubiera gustado que tuviese una frenada regenerativa más acusada o que al menos me hubiese dejado elegir la intensidad de la misma.

 Vayamos ahora con la parte eléctrica... Kia nos propone 57km de autonomía eléctrica o eso marcaba el cuadro cuando cogí el coche recién cargado.  Pues bien, los cumple. Sin esforzarse mucho, sin estorbar a otros conductores, dosificando el acelerador cubriremos en eléctrico esos 57 kilómetros. Pero sin duda lo mejor de todo es que después de esos 57 kilómetros no nos quedaremos con un vehículo de combustión con el lastre de todo el sistema híbrido pues la batería se queda al 10% para poder seguir usando el coche en modo híbrido. Una vez más, chapó. Cosas malas de la parte eléctrica... aunque es suficiente para mover el coche no puedes pisar a fondo en ciudad pues el motor de combustión se entrometera debido a los pocos caballos del eléctrico. Esto pasa también en autovía, hasta 120km/h es fácil no sacarlo del modo eléctrico pero como pases de esa velocidad (110km/h reales) el motor de combustión se entromete de nuevo. Para mí esto es un hándicap, pues me gusta ir ligerito por autovía y se me vuelve un poco tedioso ir continuamente pendiente de no pasar de 120km/h para que no se despierte el motor de gasolina. También se entromete demasiado si activamos el control de velocidad activo y lo programamos, por ejemplo, a 110km/h pues si te encuentras un camión delante a 80km/h cuando vuelva a su carril el motor de combustión se activará de nuevo para volver a esos 110km/h. Eso no está bien, debería poder elegir modo totalmente electrico pues fastidia un poco que vayas en eléctrico y se active el motor de combustión en esas circunstancias. Así que a la parte eléctrica le pongo un 8 sobre 10.

Sin duda la baza mecánica es la mejor de las bazas de este coche. No solo por lo fantásticamente bien que funciona el sistema híbrido sino por la posibilidad de usarlo en eléctrico puro en nuestro día a día y es que 50 kilómetros de autonomía eléctrica serán suficientes para la mayoría de los usuarios de este coche. Pero vayamos ahora a las sombras de este coche, que las hay y es una pena después de ver lo bien resuelto que está en cuanto a la parte mecánica.

Qué problema le veo a este coche y por qué después de probarlo tengo claro que no me lo compraría? Pues como viene siendo habitual en la movilidad electrica, por el precio. Ahora mismo, con descuentos varios, lo venden por 26.000€. Pero estamos hablando de un coche sin navegador, con luces halógenas, sin techo, con un interior que aunque esta bien ensamblado tiene una calidad de materiales muy muy justa, sin salida de aire en las plazas traseras, con una sensación de ir sentados en un Dacia cuando estás atras... y es que si delante salva la papeleta el diseño moderno del salpicadero, detras la verdad es que huele a coche barato por todos lados. Y ojo porque a esos 26.000 hay que sumar la instalación del punto de carga en el garaje de nuestra casa sin el cual un coche híbrido enchufable pierde todo el sentido. Pero es que nos vamos al maletero y la cosa no mejora. Sin ganchos, sin compartimento inferior más que para guardar los triángulos, con una capacidad muy limitada respecto a otros coches de su tamaño...

Y eso por no hablar de su diseño exterior que para mí está entre feo y raro. A veces me parece más feo que de costumbre y otras veces me parece más raro aún que la última vez que lo mire.

Conclusión. Si bien es un coche enteramente recomendable desde un punto de vista de uso diario por sus bajos consumos y su máxima suavidad el probar este coche dos días me ha servido para comprobar que el futuro inmediato es de este tipo de coches, hibridos enchufables, con los que estar en modo eléctrico en tu día a día y usarlo en modo híbrido cuando necesites hacer un viaje largo. Es el futuro y está aquí ya, no como infumables eléctricos que no te sirven ni para llegar a Albacete y encima son más caros que este Niro. Lástima que tan buena ejecución en la parte mecánica no acompañe con un coche que este a la altura. Este Niro en términos de calidad interior, detalles, diseño o espacio está a años luz de un Kia Sportage. El día que saquen está misma mecánica en otro envoltorio tengo claro cuál será mi coche. Hasta entonces a tirar millas con mi Santa Fe que si, contamina y mucho con sus 200cv y 10 litros a los 100 pero me da todo lo que le pido a un coche.

Un saludo

Enviado desde mi Pixel C mediante Tapatalk


ForoEV, pioneros de la movilidad electrica